caesen

Bruno Lazarotti

Bruno Lazarotti

Nuestra relación con el IGOP viene desde hace mucho, en realidad cuando no era aún un Instituto, si no un grupo de investigación. Recibimos en la Fundación João Pinheiro, a finales de los 90, a los profesores Ricard Gomà y Quim Brugué. Los cursos que nos dictaran aquí y la charlas que tuvimos eran muy consistentes con nuestra agenda de investigación: el entrecruce entre gestión pública, políticas sociales y democracia y participación (especialmente en el nivel local). El abordaje y la producción del IGOP tuvieron en la época (y siguen teniendo) gran influencia en nuestra producción académica y de investigación y pasaran a formar parte regular de nuestros planes de curso, en grado y posgrado.

Personalmente aproveché aún más, académica y afectivamente dicha relación. En 2000/2001, el IGOP me recibió para una estancia doctoral en Barcelona. Ahí, pude tener, de manera sistemática, diálogo y supervisión, con el cuerpo de investigadores del IGOP. Al contacto con Quim y Ricard, se sumaran Natalia, Joan Font, Subirats y Salvador Martí, entre otros. Muy importante y productiva fue también la relación que, por medio de Ricard (mi supervisor en Barcelona), pude establecer con el profesor Xavier Bonal, del departamento de Sociología. Este período y esta estancia fueron decisivos en mi formación y en la tesis doctoral.

Pero permitió también la consolidación de la relación de la Fundação João Pinheiro con el IGOP y con la UAB. Desde entonces, prácticamente no pasó año en que no realizásemos una actividad conjunta en Barcelona o en Belo Horizonte: recibimos estudiantes de doctorado aquí y enviamos a los nuestros, hicimos o participamos de seminarios conjuntamente, hicimos intercambio de investigadores y profesores e invitamos a docentes a dictar cursos aquí.

Por mi parte, además, yo y mi familia, pudimos hacer amigos para toda la vida: Ricard, Quim, Ismael Blanco, Pau Mas y sus familias; Xavier Bonal, Aina Tarabini, Óscar Valiente, Flor, Montse y sus familiares; Xavier Rambla, Pepe Adelantado, son amistades que nos dan orgullo siempre y que guardamos con cariño.

Y seguimos desde aquí acompañando la agenda del IGOP, que sigue contribuyendo con el debate internacional que ahora renueva su interés por el nuevo municipalismo y nuevos actores y practicas políticas y el desafío de conectarlo con innovación en la gestión y en las políticas públicas. Es una fortaleza institucional ser capaz de mantener un programa de investigación con una estabilidad en su foco, pero al mismo tiempo capaz de aportar ideas y abordajes novedosos. Si puedo manifestar un deseo (o una provocación, caso no sean generosos ahí en la interpretación…), me gustaría ver un esfuerzo más sistemático de pelear con el desafío que imponen los problemas de escala en el cambio político, de políticas y de gestión; o sea que riesgos y barreras enfrentan los intentos de trasladar prácticas exitosas en el nivel local a otros niveles y como superarlos o como gestionar – institucional y políticamente –  los problemas de coordinación de iniciativas fragmentarias (miradas desde un punto de vista nacional o estatal).

Pero el hecho es que IGOP, en este poco tiempo, ya se consolidó como referencia internacional en la gestión y innovación democrática, y desde aquí estamos orgullosos de acompañar (y participar un poquito) en una trayectoria tan exitosa.

Larga vida al Igop! Hacía los 20, 30, 40 etc.!


Bruno Lazarotti IGOP10Dr. Bruno Lazarotti Diniz Costa
Fundação João Pinheiro

By IGOP

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR